¿Queremos Tener un Animal de Compañía?¿Podemos?

Niña con cachorro

En la época de Navidad es tradicionalmente el momento de la adquisición de un animal de compañía como regalo. Esta compra se realiza muchas veces de forma impulsiva, sin reflexionar sobre las consecuencias que trae esta decisión. Como consecuencia de esto, el precioso cachorro que nos regalan o adquirimos con toda la ilusión del mundo se convierte con frecuencia en un estorbo cuando crece, manifiesta un comportamiento no deseado o no se sabe muchas veces que hacer con el , sobre todo en épocas de vacaciones. De aquí a su abandono solo hay un paso. Por todo lo expuesto la adquisición de una mascota debe de ser un hecho reflexivo y responsable que ofrezca todas las garantías para el propietario y su mascota.

Debemos de tener en cuenta una serie de puntos importantes para la adquisición de una mascota que pasamos a enumerar:

  • Antes de nada piense si realmente esta dispuesto a afrontar todo lo que comporta la tenencia de un animal de compañía y sea consciente de que va adquirir un ser vivo del cual se va hacer responsable.
  • Debemos de valorar donde va residir nuestra mascota, si va ser un casa con jardín o piso en relación a su tamaño. Es bastante complicado compartir un apartamento con un animal de tamaño gigante.
  • El tiempo que le podemos dedicar a nuestra mascota, también va condicionar nuestra decisión. Si es un perro debemos de saber que hay pasearle, sacarle a hacer sus necesidades, si fuese un gato esto ya no seria necesario, pero habría que tener en cuenta otras cosas. Si son animales de pelo corto o largo también influiría en el tiempo dedicado a su higiene, etc.
  • Tendríamos que asignarle un presupuesto. La tenencia de una mascota nos traería una serie de gastos como puede ser: la alimentación, tratamientos preventivos veterinarios (vacunaciones, desparasitaciones, limpiezas de boca etc.), tratamientos veterinarios en el caso de enfermedades, etc.
  • Por ultimo deberíamos de considerar nuestro estilo de vida. Algunas mascotas y razas se adaptan mejor a nuestro sistema de vida, por ejemplo, si soy una persona tranquila y sedentaria no podría soportar un animal superactivo y si, por el contrario, soy una persona activa y deportista difícilmente aguantaría un animal con mucha pachorra.

Si después de valorar todo esto decide adquirir un animal de compañía debe de tener en cuenta antes de comprar un animal puede adoptarlo en los centros municipales de acogida o refugios.

Si decide su compra, hágalo en un establecimiento o centro de cría que le ofrezca todas las garantías. Solicite consejo a su veterinario, o infórmese en las asociaciones de criadores y comerciantes especializados. No olvide que en caso de perros y gatos, el animal debe de estar perfectamente identificado en el momento de la venta. Solicite la correspondiente factura para poder reclamar posteriormente si surge cualquier problema.

Una vez leído esto, si usted ha decidido adquirir un animal de compañía, enhorabuena y disfruten una larga y feliz convivencia, pero nunca lo abandone, él no lo haría.

Facebook Twitter Email